Vía Hercúlea

por Eduardo Ferreres Castell.


   Hoy toca "caminante no hay camino", descubriendo el tramo de la Vía Hercúlea desde Salsadella hasta La Jana.

   Una ruta que hemos organizado unos cuantos amigos a pie, en medio de parajes maravillosos y ruinas que marcaron historia en nuestra villa de Sant Mateu.

   La ruta sale de la Villa en dirección a la confluencia con la Hercúlea que viene de Salsadella por los parajes de Carrascal, Toño, Boverot.

   Llegamos al río y es de visita obligada observar los restos de una pequeña ermita de Santa. Ubaldesca, patrona de la Orden del Hospital o Sanjuanistas que tanta grandeza dieron a nuestra comarca del Maestrazgo.

   Hemos tenido que usar un poco la imaginación debido a la gran cantidad de zarzas y matorrales que ocultaban este interesantísimo tesoro.

   Seguimos río abajo en dirección a la partida dels Molins para disfrutar de la magnifica "fuente cubierta" con una bóveda digna de admiración..., ¡bueno!... gracias al que hacía de Indiana Jones, de entre zarzas, matorrales y grandes árboles, hemos podido llegar a ella con dificultad viendo el lamentable estado del precioso paraje.

   Cruzamos la carretera y nos enfilamos por esta vía hercúlea todo recto, subiendo y bajando hasta el Empalme, en donde se divisa la carretera toda recta, antigua Hercúlea hasta La Jana y en el lejano horizonte, ya junto al río Ebro, la enigmática ciudad de Ibera o Hiberia, hoy desaparecida.

   Desde este punto estratégico, giramos hacia el norte en busca de la Vía Augusta a unos dos kilómetros de la Hercúlea y ya de regreso a la importante ciudad de Intibili (Sant Mateu) que Ptolomeo la situaba entre la confluencia de la Vía Augusta con la Caesar Augusta.

   Estos parajes fueron famosos allá por el año 215 a.c. con la Batalla de Tortosa que enfrentaron a los romanos con casi 50.000 hombres al frente de ellos los Hnos. Scipiones y por otra parte, los cartagineses con otros 50.000 hombres al mando Asdrubal y Magón, se dirigían a Roma para unirse con el ejercito de Anibal.

   Intibili (Sant Mateu), fue testigo de aquella carnicería que iniciándose por los alrededores de Santa Bárbara, con la presión de los romanos, siguieron los enfrentamientos entre La Jana y Sant Mateu. Los historiadores nos dicen que en la llanura de Intibili, murió Asdrubal en la batalla.

   Poco a poco los romanos se impusieron y acabaron con los cartagineses en los llanos de Cabanes. Esta Batalla, esta considerada como la más importante que hubo durante las segundas guerras Púnicas. La victoria romana, consolidó el crecimiento de su imperio casi 500 años más.

   Una ruta tranquila, buenos paisajes, ríos, ermitas, fuentes y nivel moderado sin grandes pendientes..., ¡un lujazo!.

© Copyright E.F.C. - 2020

http://www.chert.org


www.000webhost.com