San Benito

por Eduardo Ferreres Castell.


   Cuando llega el día 11 de julio se celebra la festividad de San Benito, fundador de la regla monacal agustina, fue elegido como patrón de la Orden de Montesa. Su extensa biografía me imposibilita a exponerla, pero en Alcala de Xivert, concretamente en Alcosebre, los montesianos eligieron un paraje elevado junto al mar, rodeado de espesa vegetación mediterránea que con sus característicos perfumes, romero, lenticus, tomillo y otras hierbas aromáticas muy olorosas que convierten a la pequeña ermita de Sant Benet en un lugar a destacar en el entorno de la Sierra de Hirta.

San Benito.

   Esta Ermita fue edificada por los caballeros de la Orden de Montesa y San Jorge de Alfama, lugar visitado por estos navegantes montesianos en donde en sus pequeños acantilados junto al mar y calas naturales, mantenían su puerto natural con unas 20 galeras. En la playa del "Carregador" se acumulaban cientos de fardos de lana para embarcarse rumbo a la Florencia de los Médicis que tanta prosperidad dio al Maestrazgo.

   Estas galeras, siempre ojo avizor, a las continuas oleadas que desde el norte de Africa afluían sin cesar los temibles piratas que interceptaban las mercancías del Maestrazgo, cuando había que partir mar adentro, unos rezos se dirigían a la Ermita de Sant Benet para pedir protección y cuando sanos y salvos regresaban, cánticos de alegría se entonaban en agradecimiento al santo por la feliz travesía.

   No me olvido de los pequeños langostinos que habitan en la costa frente a la montaña de Sant Benet, en su paraíso natural, combinando ese mar salado con el agua dulce de las fuentes que afloran en su limite con el mar. Los "benitillos" se les llama y dicen y afirman, ser de los de más calidad de todo el mediterráneo y aunque son pequeños, su sabor es muy delicioso.

   Pues nada...¡¡¡ VIXCA SANT BENET !!!

© Copyright E.F.C. - 2021

http://www.chert.org


www.000webhost.com